Saltar al contenido

Salto de eje y eje de acción en el cine

salto de eje de accion resplandor kubrick aprendercine.com

El salto de eje en cine hay que evitarlo para mantener una geografía clara en los espacios donde transcurre una obra en la realización audiovisual.

Esto tiene que ver con el concepto del eje de acción, que debe cumplir unas reglas cuando se cambia de un plano a otro.

El eje de acción es una línea imaginaria que une los ojos de dos personajes que hablan entre sí.

También puede marcar la dirección de movimiento de un personaje o de un vehículo.

El salto de eje: en qué consiste

Si no saltamos el eje, el espectador corre el riesgo de perder la orientación y la ubicación o dirección de los personajes.

E incluso de perderse con la historia, si por ejemplo no entendemos hacia dónde se dirige un vehículo.

Pero antes de seguir, para explicar en qué consiste el salto de eje, nada mejor que ver este gran cortometraje: Tía, no te saltes el eje.

Cómo evitar el salto de eje: la regla de los 180 grados

Para evitar el salto de eje, debemos tener en cuenta la llamada regla de los 180 grados.

Esta regla consiste en trazar una línea imaginaria entre los dos personajes.

Para no saltarnos el eje, podremos situar la cámara en cualquier posición, pero siempre dentro del mismo eje.

salto de eje regla 180 grados aprendercine.com
Fuente: Wikipedia

Entonces, ¿no podemos pasar al otro lado del eje nunca?

Sí, sí que podemos cambiar el eje de acción. Pero hay que saber hacerlo para que el espectador no se desoriente.

Cómo cambiar el eje de acción

Por ejemplo, podríamos hacer un pequeño travelling. Así pasamos al otro lado del eje, y a partir de ahí, podemos cambiar de plano sin salto de eje.

Pero también hay otros trucos, como insertar un plano detalle entre esos dos planos, para que el espectador se olvide durante un momento de la dirección de las miradas.

Así podemos empezar de cero y establecer una nueva geografía espacial al otro lado. Es decir, en un nuevo eje de 180 grados.

Este plano es lo que se llamaría un plano neutro, que no tiene dirección.

También nos serviría recurrir a cualquier plano recurso de ese decorado.

O recurrir a un plano de un personaje que está fuera de esa conversación, como un personaje que entra en la habitación.

Salto de eje intencionado

Saltarse el eje puede ser un acto deliberado. Por ejemplo, para generar confusión y caos.

Podríamos pasar directamente al otro lado del eje, pero con un plano más amplio.

Aquí tienes un ejemplo de cómo lo hizo Kubrick en El resplandor

Seguramente hayas visto este mismo tipo de cambio de plano en alguna película.

salto de eje aprendercine.com

En resumen: a la hora de rodar resulta esencial tener claro el eje de acción.

Éste se establece por el movimiento de un personaje, de un vehículo, por el cruce de miradas de dos personajes, etcétera.

Os dejo con este vídeo realizado por José F. Ortuño, un cineasta y dramaturgo sevillano.

Lo resume muy bien, para que termines de visualizarlo claramente.

Otros artículos que pueden interesarte:


Síguenos para seguir aprendiendo

¡Gracias por leernos! Si quieres seguir aprendiendo cine gratis, puedes seguirnos en FacebookTwitter o Instagram, donde comparto cada día frases motivadoras de películas y cineastas.

Y también puedes seguirnos en Youtube, claro.


Aprende dirección de cine y cámara

Resumen
Salto de eje y eje de acción en el cine
Nombre del artículo
Salto de eje y eje de acción en el cine
Descripción
El salto de eje en el cine hay que evitarlo para mantener una geografía clara en los espacios donde transcurre la historia de la película.
Autor
Publicación
Aprendercine.com
Logo

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (3)

Hola, Paco. Mil gracias por tu curso. Me lo recomendó tu amiga Pi, que es mi compi.
Quería comentarte una duda. He encontrado en varias webs que una de las formas de saltarse el eje sin desorientar al espectador es la siguiente:
«Con una toma sobre el mismo eje: hacer que el personaje vaya de frente o de espaldas a la cámara sin estorbar la impresión de viaje rectilíneo.» No encuentro un ejemplo claro y había pensado el de «El resplandor» cuando Jack Nicholson está con el camarero, pero no estoy segura de que sea representativo de esa forma precisamente. Igual podrías sugerirme alguno que sea más claro.

Un millón de gracias otra vez y sigue así:
Carmen

Responder

Hola, Carmen. Encantado de saludarte.

No, el ejemplo de «El resplandor» no es exactamente eso. Ahí sí se salta el eje a conciencia, para causar confusión y desorientación. Realmente lo que comentas de usar una toma sobre el mismo eje es precisamente para no saltárselo. En ese caso, habría que hablar más bien de «cambiar de eje». Porque usamos ese plano neutro intercalado para pasar de un lado al otro.

Este plano neutro puede ser desde un ángulo frontal o dorsal (desde atrás o desde delante), pero también podría ser un plano detalle, por ejemplo. Ninguno de ellos tendría una dirección, por lo que nos permite pasar al otro lado del eje sin desorientar al espectador. Es como si lo usáramos de bisagra.

En lugar de pensarlo con personas, piensa en un coche. Lo vemos en un plano general atravesando una llanura. Pasamos a un plano frontal en el que vemos al conductor, y luego podemos pasar a otro plano general del coche, pero desde el otro lado. Y queda claro que el coche continúa su viaje por el mismo sitio.

Sin embargo, si pasáramos de uno a otro sin intercalar ese plano neutro frontal, el espectador pensaría que el coche ha dado la vuelta.

Si quieres saber más sobre el eje y has visto «Parasite», te recomiendo el vídeo que hice sobre la puesta en escena, porque ahí lo explico de forma muy visual con las escenas del interior del coche.

¡Un abrazo! Y dale otro a Pi de mi parte, tú que la tienes más cerca. 🙂

Responder