director de cine aprendercine.com
Dirección de cine

La profesión de director de cine

La profesión de director de cine
5 (100%) 4 votes

La profesión de director de cine consiste, entre otras cosas, en sobrevivir al caos. Las cosas no suceden según se prevé en el plan de trabajo, las escenas no resultan como se escriben en el guión… y el equipo es muy numeroso y difícil de controlar“.

Esta frase la pronunció el director de cine Manuel Gutiérrez Aragón en su investidura como miembro de la Real Academia Española de la Lengua. En ese discurso, también explicó que en su primera película comprobó lo difícil que era reflexionar mientras “discutía el emplazamiento de cámara, motivaba a los actores y miraba al cielo por si se acercaba una nube” que le impidiera rodar el plano.

Esto ya te da una idea de lo que supone ser director de cine. Dirigir implica eso: tomar decisiones. Todo el mundo te pregunta: los actores, el director de fotografía, el director de arte, sonido… Tú eres quien tiene la película en la cabeza, y quien debe tener una respuesta para todas las preguntas del equipo.

Y también tiene una parte de renuncia. Porque tendrás que renunciar a cosas que habías previsto y que ya tenías en la cabeza. A cambio, la magia del cine te concederá también momentos maravillosos que surgen durante el rodaje. Y hay que estar atento a esos momentos para cogerlos al vuelo e incorporarlos a la historia.

Qué hace un director de cine

Su trabajo empieza desde que tiene en sus manos un guión literario. Ese guión literario lo transformará en un guión técnico con los planos necesarios para rodar.

Luego buscará las localizaciones (o locaciones) junto al director de fotografía y el ayudante de dirección. Y ensayará con los actores.

Durante el rodaje, el director debe guiar a los actores y decidir dónde se coloca la cámara en cada momento. También supervisará tanto el vestuario, como el decorado y atrezzo.

Y durante la postproducción, irá guiando al montador para contar la historia de la mejor forma posible. También al músico, al colorista, y a los responsables de efectos visuales o FX, si los hay.

Obviamente, cada director trabaja de una forma concreta. Hay quienes se centran mucho en los actores y la parte de realización audiovisual la hacen junto al director de fotografía y/o el ayudante de dirección.

También hay directores a los que les gusta controlar cada detalle, e incluso hacer muchas labores él mismo. Por ejemplo, Robert Rodríguez o Alejandro Amenábar, que además de dirigir, montan e incluso componen la música.

Ser director de cine no significa ser famoso

Y ahora llega la parte dura. Lo siento, pero hay muy pocas probabilidades de que llegues a ser el próximo Scorsese o el próximo Christopher Nolan. Puede que llegues a ganar un Óscar. No digo que no. Pero ese no debe ser tu objetivo, porque lo más seguro es que acabes frustrado.

Al igual que en el fútbol sólo hay un Leo Messi y un Cristiano Ronaldo, también hay muchos jugadores profesionales que viven muy bien. En el cine ocurre igual. Hay muchos directores de cine de los que no has oído hablar nunca. Y sin embargo, tienen decenas de películas rodadas.

Por contra, probablemente no vas a ser rico y famoso. En el mejor de los casos, vivirás de hacer lo que más te gusta. Y con suerte, recibirás el reconocimiento en forma de premios, y nunca dejarás de rodar.

Pero tener premios no significa que vaya a ser más fácil, como dejó claro la directora francesa Agnes Vardá al recoger su premio honorífico en San Sebastián. A ella le han dado muchos premios, pero nunca nadie le ha ofrecido dinero para hacer una película. Siempre ha tenido que buscarlo ella misma.

La de director de cine es una carrera de fondo

La carrera de director de cine es una carrera de fondo. Puede que para llegar hayas sido primero ayudante de dirección, como Manuel Martín Cuenca. O puede que antes hayas sido guionista, como el gran Billy Wilder. O puede que antes hayas desarrollado una carrera como actor, al igual que Raúl Arévalo.

También puede que, simplemente, hayas sido constante rodando cortometrajes. Y te hayas ganado la vida mientras haciendo otro trabajo, relacionado con el audiovisual o no.

Pero lo importante es creer en ti mismo y no desanimarte. Si de verdad tu pasión es el cine, encontrarás la manera de hacer cine. Aunque no frecuentes las alfombras rojas.

Qué debe saber un director de cine

Para ilustrar la carrera del director de cine, os dejo con este pequeño reportaje sobre el oficio de director de cine. En él, dos cineastas chilenos te hablarán sobre lo que significa para ellos esta profesión. Y además los verás en acción.

Por un lado, el director de cine Silvio Caiozzi, que nació en 1944, y sigue rodando a sus 73 años. Silvio ha pasado toda su vida haciendo cine y televisión. Y ha sido también director de fotografía. Sin duda, el mejor ejemplo de todo lo que os he expuesto arriba. Una vida entera dedicada al cine.

Y por el otro, Dominga Sotomayor (Santiago de Chile, 1985). Hija de una conocida actriz, en 2005 comenzó a hacer cortometrajes, y desde entonces no ha parado. Además, también es guionista y montadora.

¿Quieres ser director de cine? ¡Pues empieza a rodar ya!


¡Gracias por leernos! Si quieres seguir aprendiendo cine gratis, suscríbete a nuestra lista de correo.

También podéis seguirnos en FacebookTwitter o Instagram.

Otros artículos que te pueden interesar:

Aprende a dirigir cine en 7 minutos

Así se hacen las películas

Resumen
La profesión de director de cine
Nombre del artículo
La profesión de director de cine
Descripción
Para ser director de cine hay que sobrevivir al caos. Las cosas no suceden según se prevé en el plan de trabajo, las escenas no resultan como en el guión...
Autor
Publicación
Aprendercine.com
Logo

2 comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *